Skip to content

Perdé peso cambiando la rutina de entrenamiento

01/04/2011

Nuevamente, comparto con ustedes los valiosísimos tips de Luciana Tenreyro, profesora nacional de educación física, Licenciada en Nutrición y entrenadora personal.

Si entrenás mucho y no adelgazás, es posible que te hayas estancado y necesites cambiar la rutina.
Cuando el ejercicio se vuelve rutinario se queman menos calorías y nos cuesta menos hacer lo mismo que hace unos meses nos hacía transpirar y nos dejaba agotados. Cuando te estancás, ni mejorás ni adelgazás, por eso hay que hacer un esfuerzo extra y plantearse cambios en el entrenamiento. Lo ideal es activar el metabolismo y no dejar que se acostumbre a la rutina de ejercitación.

Hay tres formas básicas de activar el metabolismo y quemar más grasas durante el ejercicio:

  • Primero: aumentar la duración (tiempo)

Para estar en forma física tenés que aumentar gradualmente la duración del ejercicio. Por ejemplo, si estás corriendo 45 minutos, pasá a correr 55 minutos.

Otra alternativa es que dividas en dos los entrenamientos, entrená 30 minutos a la mañana y otros 30 minutos a la tarde. De esta forma se adelgaza más porque al estar descansada, hacés 30 minutos de calidad cada vez. Obvio que es una de las alternativas más complicadas ya que la mayoría no tiene el tiempo suficiente para hacer gimnasia dos veces al día…pero igual te la presento para que la tengas en cuenta.

  • Segundo: Aumentá la intensidad del ejercicio

Dedicá una o dos veces por semana a hacer 30 minutos de intensidad máxima, ya sea corriendo, nadando, en bici, o en el gimnasio.
Si te gusta salir a correr, probá hacer un entrenamiento que alterne una serie a velocidad máxima durante 30 segundos, con series lentas de recuperación de 60 segundos. Esto repetilo unas 10 veces, vas a ver como cada vez te cuesta menos y ganás velocidad.
Si te gusta entrenar con pesas, probá hacer las series en menos tiempo. Esto siempre y cuando tus músculos estén preparados para el sobreesfuerzo y puedas controlar la postura para no lesionarte.
Otra forma de aumentar la intensidad es trabajando con inclinaciones, desniveles, ya sea al aire libre o en la cinta, al trabajar en cuestas intervienen músculos diferentes, tanto en ascenso como en descenso. Es importante que no te olvides de entrar bien en calor antes de empezar para no lesionarte.

  • Tercero: Intercalá diferentes tipos de ejercicio y actividades.

Esto evita que nuestros músculos se acostumbren, además intercalar, nos hace gastar más calorías.
Por ejemplo si preferís entrenar con pesas, sería bueno que empieces a hacer ejercicios aeróbicos en forma progresiva. Igualmente si te gusta hacer mucho aeróbico estaría bueno comenzar con algún ejercicio en la sala de musculación o probar clases de gimnasia localizada.
¿Y por qué no un ejercicio completamente diferente? Las actividades como yoga y pilates también nos sirven para adelgazar en forma paulatina.

Para contactar a Luciana:
info@lucianatenreyro.com.ar
www.lucianatenreyro.com.ar

Saludos y buen comienzo de mes!

Laura
Asesora de imagen
Styletto Image Studio

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: