Skip to content

Tips para usar capas

24/06/2016

Las capas se imponen este invierno y, además de abrigarnos, aportan una estética sumamente chic a los atuendos. Versátiles y adecuadas para el ámbito formal así como para momentos más descontracturados, son una excelente opción siempre que elijamos las más sentadoras.

Qué debemos tener en cuenta

  • Combinaciones

Las capas suelen ser amplias, por lo que se sugiere combinarlas evitando el exceso de volumen para la zona de las piernas. Caso contrario, podría generar la sensación visual de ensanchar el cuerpo y disminuir la estatura. En este sentido, podemos animarnos a combinaciones con pantalones achupinados, leggings, jeans; a vestidos cortos o faldas cortas que podemos acompañar con medias en distintos tonos y también con botas de caña alta y bucaneras.

Combinadas con prenda ajustada

  • Tipo de cuerpo

Todas las prendas deberían contribuir a plasmar una imagen armónica. Si tus hombros son más angostos en relación a la cadera, las capas serán una buena opción para equilibrar el ancho entre ambas zonas. Para el caso contrario, lo ideal sería que la capa no llame demasiado la atención a la zona de los hombros para que, especialmente visto de espalda, no acentúe que los hombros son más anchos que la cadera.

Según forma de cuerpo

Aquellas mujeres que tengan cintura definida pueden sentir que las capas no son la mejor opción porque justamente no destacan esta característica sino todo lo contrario. Para evitar este efecto, pueden valerse de cinturones y colocarlos alrededor de la capa, de dos modos. Una variante es un cinturón por encima de toda la capa, en la zona más angosta de la cintura. Otra posibilidad es aprovechar el diseño de la capa, pasando el cinturón por la espalda, sin que cubra la parte trasera de la misma y luego, pasar el cinturón por los dos agujeros para que se pueda ver en el frente de la capa y destaque la zona de la cintura.

Marcando cintura

  • Largo

La contextura y las proporciones del cuerpo inciden a la hora de elegir el mejor largo. Las mujeres petite se verán mejor con capas relativamente cortas. Si elegimos modelos que superen el largo a la rodilla, tenemos que tener cuidado de no combinarlos con pantalones cortos achupinados, que también son tendencia, porque harán que las piernas se vean desproporcionadas y cortas en relación al cuerpo.

Largo

  • Grosor y tejidos

Cuanto más grueso sea el tejido, más sensación de volumen dará en la parte del cuerpo que esté cubriendo, por lo que la elección del género resultará fundamental según el tipo de cuerpo que tengamos.

Grosor

Las capas opacas son más versátiles en cuanto a posibilidad de combinaciones y a momentos del día. Hay modelos con más brillo, incluyendo aterciopelados, que resultarán más adecuados para la noche y sin dudas, son una opción elegante para eventos y festejos que tengamos durante el invierno.

  • Color

Retomando la idea de versatilidad, es importante elegir una capa en un tono neutro que pertenezca a nuestra paleta de colores. Como la llevamos cerca del rostro, si optamos por un color que nos quita protagonismo o bien acentúa las imperfecciones y nos da un aspecto de cansancio, de nada servirá haber elegido un modelo liso. Al probar la capa, debemos ver si nos da un aspecto homogéneo en el tono de la piel o si, por el contrario, marca las ojeras, las líneas de expresión y quita armonía el color de la piel.

Neutros

  • Lisa o estampada

Las capas lisas son más fáciles de combinar y permiten lograr atuendos chic de modo monocromático o bien jugando con neutros claros y oscuros en outfits donde todas las prendas son lisas.

Si elegimos un diseño estampado, tenemos que considerar el tamaño del mismo para que guarde proporción con nuestra contextura. Un diseño demasiado grande en una mujer menuda dará sensación de desproporción y no será lo más aconsejable.

Lisas o estampadas

  • Respetar el estilo personal

EstilosComo ocurre con todas las prendas (incluso aquellas que no usamos pero queremos animarnos a incorporar), es imprescindible que consideremos nuestro estilo para evitar elegir modelos que nos resulten incómodos. La mujer clásica seguramente optará por una capa lisa en tono neutro que resulte atemporal y pueda combinar de múltiples modos, más allá de las tendencias. La mujer llamativa, por su parte, intentará que se noten los elementos de tendencia en la capa y la combinará de modo de ser el centro de las miradas. La mujer natural probablemente combine la capa con jeans y zapatillas o chatitas, mientras que la mujer romántica nunca incorporaría este tipo de calzado en su atuendo. Todos estos criterios son más que adecuados y si no los tuviéramos en cuenta, sería difícil plasmar una imagen armónica y positiva ya que, más allá de que la prenda sea sentadora para el tipo de cuerpo, las proporciones y la contextura, si no nos agrada por el estilo, no estaremos cómodas: esto se transmite y será percibido por los demás.

Laura
Master en asesoramiento de imagen certificada por CMB
www.styletto.com.ar

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: