Skip to content

Dos formas de usar riñoneras y tips para elegirlas

25/04/2018

Las riñoneras son tendencia, tanto en la versión más casual de hace unas décadas como en modelos más sofisticados que incluyen apliques, estampas y juego de texturas.

Resultados de la encuesta que hice hace algunas semanas en instagram

 

Usarlas o no es un tema que genera controversia.

Muchos la apoyan por la practicidad de no tener que llevar una cartera y cargar con más peso, además de poder contar con las manos libres, adaptándose a atuendos para distintas actividades y momentos del día. Para otros, es imposible dejar de asociarlas a un outfit retro como el que usaban sus padres o algún familiar, de un modo poco fashionable.

Por un lado, la practicidad de no llevar nada en la mano es innegable, pero también lo es que por su tamaño, en algunos casos hace necesario llevar una cartera aparte.

Si bien pueden no ser la opción número uno en ámbitos laborales más rígidos o tradicionales, dependiendo de cómo las incorporemos al atuendo, las riñoneras dicen presente y se adaptan a diferentes looks.

 

¿Cómo podemos usarlas?
Hay dos formas básicas:
1) Del modo tradicional, sobre la cintura o la cadera. Aquí se admite que la riñonera esté en el centro o bien hacia un costado


2) Cruzada sobre el torso como si fuera una cartera o bien hacia atrás, haciendo que quede en la zona posterior

Se adaptan a todos los atuendos, desde jeans y una remera de manga larga hasta camisa, pollera y abrigo. Lo fundamental es que respete la armonía del look y de la imagen que buscamos proyectar. De nada sirve usar una riñonera de tamaño adecuado ubicada en una parte del cuerpo que deseemos destacar si no guarda coherencia con los demás elementos.

Además de esto, debemos considerar que donde esté colocada la riñonera, llamará la atención, más aún si la usamos en un tono vivo o que contraste con las prendas. En este sentido, si no te sentís a gusto con la cadera, será preferible usar la riñonera cruzada sobre el torso o del modo tradicional, sobre la cintura con la riñonera justo al centro. Para quienes, por el contrario, no tengan en la cintura el punto fuerte al que deseen dar protagonismo, llevar la riñonera sobre la cadera y hacia un costado, será un acierto.

El tamaño de este accesorio también importa y, como todo complemento, debe guardar relación con la estatura de quien lo lleve. Una mujer de baja estatura debería incorporar una riñonera pequeña en el atuendo porque una demasiado grande le quitaría armonía a la imagen que proyecta.

Las riñoneras son buenas aliadas para actuar como cinturones dentro de los atuendos y podemos usarlas tanto encima como debajo de los abrigos.

Sobre un abrigo así como un blazer, es una buena opción para el trabajo, especialmente en diseños más rígidos, tonos neutros oscuros y sin detalles llamativos. Combinadas con sacos y abrigos oversize, las riñoneras ayudan a destacar la zona de la cintura y a no perder la forma del cuerpo.
También podemos valernos de las presillas de pantalones y faldas para colocar la riñonera y aquí podemos jugar con texturas que no sean únicamente cuero, como cadenas de metal.

 

 

Al no estar cerca del rostro, podemos usar todos los colores en la riñonera, incluso los que no son ideales para nuestro color de cabello, ojos y tez, así que aquí las opciones se vuelven ilimitadas. Es importante considerar si vamos a elegir un modelo que esté a tono con la indumentaria o bien un tono que rompa con la monocromía del atuendo.

En este último caso, no hace falta que sea un color estridente o shocking, puede ser otro neutro, un tono apastelado o bien un tono similar pero con detalles como charol, gamuza o apliques.

 

No siempre tenemos la opción de vestirnos con las prendas que nos gustaría, por nuestras actividades cotidianas, y al tener más libertad en los accesorios, sin duda son una buena manera de expresar nuestros gustos y preferencias. Elegir la forma de la riñonera también debería considerar esto. Las mujeres románticas podrán sentirse más a gusto con modelos curvos o redondeados, en tonos suaves, mientras que las de estilo creativo buscarán originalidad, alejándose de las combinaciones más habituales.

Las riñoneras también son buenas aliadas para incorporar en pequeñas dosis una tendencia que deseemos adoptar, como un color determinado o una estampa. Las riñoneras en animal print son un buen ejemplo de cómo podemos usarlas como herramienta para una imagen vigente sin tener que invertir en prendas que pueden ser más costosas y sin lucir en gran parte del cuerpo este tipo de diseño. Aquí nuevamente es necesario hablar del estilo personal porque algunas preferirán usar una riñonera con estampado combinada con prendas lisas, mientras que otras de estilo más llamativo quizás apuesten por superponer estampas con combinaciones armónicas.

Laura
Master en asesoramiento de imagen certificada por CMB
www.styletto.com.ar

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: